Comprender la Pérdida del Cabello

Cuando se realiza por un médico experimentado, la operación de transplante de cabello, puede tener resultados que duren toda la vida y que sean tan naturales que incluso los estilistas no pueden detectarlos. La selección del mejor médico y del mejor procedimiento para la restauración del cabello es crucial para el éxito de la restauración del suyo.

Como crece el cabello

La parte del cabello que podemos ver se llama tallo piloso. Cada tallo piloso UNO sobresale de su folículo, que es una bolsita en forma de tubo exactamente debajo de la superficie de la piel. El pelo está unido a la base del folículo por la raíz, que es donde el pelo realmente crece y donde se nutre por los vasos capilares. Como el resto del cuerpo, los pelos están constituidos por células. A medida que se forman nuevas células en su raíz, el pelo es empujado gradualmente más y más fuera del folículo. Las células en la base de cada pelo están cerca de los vasos capilares y están vivas.

A medida que son empujados fuera de la base del folículo ya no tienen alimentación, y por ello mueren. A medida que mueren se transforman en una proteína dura llamada queratina. Por tanto, cada pelo que vemos sobre la piel es proteína muerta. Es el folículo, que yace bien debajo de la piel, el que es esencia para el crecimiento del pelo. Además, el grosor de cada pelo depende del tamaño del folículo del cual crece.

El crecimiento del cabello no es un proceso continuo, sino que tiene varias etapas:

Fase Anagena

La primera fase es la etapa de crecimiento. El pelo crece aproximadamente 1 cm por mes, y esta etapa puede durar entre 2 y 5 años.

Fase Catágena

Cuando esta fase comienza, el bulbo se separa del suministro sanguíneo y es empujado hacia arriba.

Fase Telógena

Ésta es seguida por una etapa de descanso durante la cual no hay crecimiento. Esta fase dura unos 5 meses. Al final de la etapa de descanso, el pelo se desprende y el folículo comienza a desarrollar uno nuevo. En cualquier momento, alrededor del 90% de los folículos pilosos del cuero cabelludo están creciendo pelos en la primera fase y solo el 10% está en la fase de descanso. Si el folículo se destruye por alguna razón, en él no crecerán nuevos pelos.

Cómo Ocurre la Calvicie

Si alguna de las fases del proceso de crecimiento del pelo se desestabiliza, la persona puede quedar calva. Por ejemplo, si los folículos se cierran (quiere decir, se mantienen en la fase de descanso y se desprende el pelo), en lugar de crecer nuevos pelos, habrá menos en la cabeza. Otra razón pudiera ser la interferencia en la formación de nuevas células pilosas en la raíz durante la fase de crecimiento. Si los folículos han sido destruidos (es decir, por quemaduras, pérdida de capas de la piel o traumas), aparecerá la calvicie en esa área. Una persona puede también ser calva si los pelos crecen, pero son tan frágiles que se rompen justo cuando emergen del folículo.

Recientemente, científicos de la Universidad de Columbia en New York, anunciaron el descubrimiento de un gen que parece ser el “conmutador principal” del crecimiento del pelo. Lo descubrieron después de comparar los genes de ratones lampiños pertenecientes a una raza mutante, y los genes de 11 miembros de una familia que habían perdido todo su pelo. Este descubrimiento es un paso hacia la comprensión de cómo trabaja el folículo piloso y de cómo ocurre la calvicie, y pudiera llevar a que en el futuro se cuente con tratamientos efectivos.

Psicología de la pérdida de cabello, prevención y recrecimiento

El cabello constituye un elemento vital en la apariencia física de la persona. Los cambios en el cabello, incluyendo su pérdida, pueden tener efectos radicales en las relaciones interpersonales y en la aoutoimagen, según sea el caso. Los estudios que han abordado específicamente el impacto psicosocial de la pérdida del cabello en hombres, muestran que los hombres con visibles pérdidas de cabello son percibidos como más viejos, más débiles y menos atractivos físicamente que sus semejantes no calvos. Como es lógico, tales estereotipos sociales adversos a los individuos con pérdida de cabello tienen un considerable impacto en la autoimagen, y por tanto en la calidad de vida de los hombres con AGA. Los estudios confirman que la autopercepción negativa de la pérdida de cabello por otras personas se refleja en las respuestas psicológicas de los hombres calvos ante su propia condición. Mediante pruebas psicológicas estándar, los hombres con AGA reportan sentirse angustiados por su pérdida del cabello, sentirse menos atractivos físicamente y tener una mayor insatisfacción con la imagen de su cuerpo que sus colegas no calvos.

Dado que muchos hombres están fuertemente motivados a buscar ayuda por su AGA, los objetivos del tratamiento pueden incluir, entre otros, la prevención de más pérdida de cabello, el mantenimiento del cabello existente, el recrecimiento y el detenimiento de la pérdida de cabello, o cualquier combinación de estos tres. En la mayoría de los casos, sin embargo, la prevención y el mantenimiento son las opciones terapéuticas más realistas. En este contexto debe reconocerse que frecuentemente hay una disparidad entre lo que el médico asume que son las necesidades o requerimientos del paciente, y lo que el paciente realmente espera. Aunque hay una carencia de estudios científicos rigurosos sobre las actitudes de los hombres hacia el recrecimiento de su cabello perdido, en comparación con la prevención de más pérdida de cabello, existen algunas indicaciones en la literatura. Por ejemplo, en un estudio en el cual los hombres con AGA llenaron el Cuestionario de Efectos de la Pérdida de Cabello (Hair Loss Effects Questionnaire, HLEQ), una gran parte dio respuestas que estaban dirigidas más hacia un estado futuro que al presente: el 93% estaba preocupado por cuánto cabello perderían, el 87% reportó que estaban tratando de estimar si estaban perdiendo más cabello, y el 80% trataba de imaginarse cómo lucirían con una mayor pérdida de cabello. También se ha reportado que los hombres calvos que anticiparon más pérdida de cabello en el futuro, experimentaron circunstancias negativas y preocupaciones cognitivas significativamente mayores, y también estuvieron menos satisfechos con su cabello y apariencia general que los hombres que anticiparon mínimas pérdidas de cabello en el futuro.

Alguna evidencia anecdótica, basada en investigaciones de mercado entre 2 200 hombres con al menos cierto grado de pérdida de cabello, respalda fuertemente la importancia de la prevención más que el recrecimiento para el paciente. Por tanto, cuando se les preguntaba directamente si estaban más preocupados sobre la cantidad de cabello que tenían en ese momento (es decir, el recrecimiento) o la velocidad a que lo estaban perdiendo (es decir, la prevención), en la mayoría de las respuestas (61%) estaban igualmente preocupados por ambas; de los que expresaban una mayor preocupación por una o la otra, dos tercios estaban más preocupados con la prevención y un tercio con el recrecimiento. Aunque el ideal para la mayoría de los hombres que participaron en esta investigación sería obviamente un tratamiento del cabello que produjera tanto un recrecimiento como la prevención, un número ligeramente superior de encuestados pensaba que la prevención (43%), más que el recrecimiento (34%), era esencial en un tratamiento para la pérdida del cabello.

Por tanto, parece que muchos hombres están más ansiosos por prevenir más pérdida de cabello en el futuro que por el recrecimiento del que ya han perdido. No obstante, los médicos pueden incorrectamente considerar que el paciente solo estará satisfecho con un ostensible recrecimiento, cuando en realidad estaría complacido con mantener el cabello que le queda. Éste es un punto importante, ya que la prevención secundaria, es decir, la prevención de más pérdida, resulta realmente una meta más realista de tratamiento que el médico puede ofrecer. Esto queda demostrado por los tratamientos con fármacos que se han usado o están disponibles actualmente.


Oficina de Miami: Offices of Merrick Park • 4425 Ponce de Leon Boulevard, Suite 230 • Coral Gables, FL 33146
Sin peaje 877.443.9070 • Teléfono 305.448.9100 • Email drnusbaum@miamihair.comwww.MiamiHair.com


Hair Transplant Web